PROYECTO LANZ.

La obra de Patrick Hamilton en Terremoto de Chile hace operar un mito post-urbano, que compromete historias escabrosas de la historia del arte reciente. El primer relato hace estado de una ficción de regreso al origen: tractores alemanes son adquiridos por agentes, suponemos, de la RFA, para regresar a su lugar de origen, porque guardan un secreto. En el léxico del comercio automotriz se privilegia el uso de piezas originales, y se agrega la frase que señala su proveniencia “directamente de fábrica”. Lo cual señala que siempre existe la amenaza de que en el traslado de los objetos desde un lugar a otro, se reparen eventos recurriendo a repuestos no originales. O que al menos se sospecha que en el trayecto pueden tener lugar unas mediaciones dudosas.  Lo mismo pasa con la historia del arte. ¿De qué obra se trata, que implique la afirmación de dichos recursos? Las transferencias en el arte contemporáneo viven de la amenaza de carecer –un día- de repuestos traídos directamente de fábrica. Una vez más, la sospecha está siendo localizada en la precariedad de las mediaciones.

En cuanto al secreto, Patrick Hamilton recurre a una historia donde existen dos situaciones; por un lado,   que dispone de un secreto-a-voces y, por otro lado, que en el comienzo de toda historia comunitaria siempre vamos a encontrar un gran crimen.

El secreto en su doble acepción simplemente refiere la existencia de piezas mecánicas en cuya aleación fue empleada una cantidad importante de oro.  Hasta ahí, todo va bien. La historia es demasiado buena. Patrick Hamilton debía buscar cómo resolver las operaciones visuales que la descripción del procedimiento de regreso exige.

Imágenes de los tractores, como ilustraciones didácticas dominadas por una gráfica de entre-guerras, pasadas por el cedazo de la post-guerra. Importando aquí,  la movilidad de las guerras. Porque en definitiva, esta es una típica historia de guerra fría que conecta algunas zonas oscuras de la historia del país con algunas oscuras anécdotas significantes de la historia mundial.

Siempre, en el sur de Chile, se contaron y se escucharon historias de submarinos nazis que eran abastecidos por colonos de ascendencia alemana. Algunas noches, en las costas frente a la región de  Osorno, emergían los navíos y los colonos orientaban a las lanchas neumáticas con los focos de sus vehículos. Hay otras historias que los hacen aparecer por los canales de más-al-sur. Incluso, se comenta que frente a Chaitén habría un submarino hundido.

A todas estas historias relativamente verosímiles se debe agregar las que consignan la residencia de Martín Borman en Valdivia. Pero sin duda, la que más tinta ha producido ha sido la historia de Walter Rauff, inventor de los camiones de gaseo que operaron entre los campos de exterminio de Mathausen y Gussen. Jamás pudo la justicia germana occidental, lograr que la justicia chilena lo extraditara.  A lo menos curioso. Hay que recordar que bajo presión, el gobierno de Chile, muy a contrapelo, rompió relaciones con el Eje, recién en enero de 1943.

Proyecto Lanz reproduce y amplifica estas historias, para señalar la existencia de un modelo de exportación que revela la lógica de las transferencias informativas. Los tractores Lanz BullDog 1945 son regresados a su país de origen. Basta con eso. El oro ha sido disimulado en la fundición de los cigüeñales.

¿Cuál es la función del cigüeñal en el trabajo de Patrick Hamilton? Primero que nada, el cigüeñal es un árbol de transmisión. ¡Ya con eso tenemos para rato! Transferencia y Densidad de las formaciones artísticas. Una bienal es como  una combinación de biela-manivela. A lo  que hay que agregar  que las bielas transforman el movimiento alternativo en circular, o viceversa. Es decir, que las bienales que nos importan transforman la discontinuidad del formato  en aceleradores de secuencia, poniendo en riesgo la completud de determinadas obras. Hay que ver cómo estas resisten al contexto y se hacen irreductibles a la musealización forzada. La musealidad es uno de los procedimientos con que la burocracia representativa atenta contra la experimentalidad de las obras.

En realidad el cigüeñal  es un conjunto de manivelas y cada una de ellas  consta de una parte llamada muñequilla y de dos brazos que acaban en el eje giratorio del cigüeñal. De este modo, debe uno preguntarse por el funcionamiento de las  muñequillas conceptuales que unidas a la biela de la interpretación, es unida por el otro extremo a un pistón discursivo que produce el movimiento narrativo de la transferencia de energía nocional que, a su vez, hace de una bienal, un momento privilegiado de productividad.

Para terminar: Proyecto Lanz resulta ser un eficaz modelo de análisis para el estudio de las relaciones de ocupación colonial del territorio, en una primera instancia; pero en un segundo forzamiento, es un dispositivo de trabajo que apunta a recuperar los momentos de regresión-progresiva de las transferencias tecnológicas que aseguran el tránsito de un modelo de tenencia a otro momento de posesión de un territorio de recepción determinado, ya sea de conocimiento, como de ocupación colonial.

This entry was posted in escritos de contingencia and tagged , , , , , . Bookmark the permalink.

Comments are closed.