Justo Pastor Mellado
TÁCTICAS TÁCITAS.   Imprimir  E-Mail 
escrito por Justo Pastor Mellado   Calificación usuario:starstarstarstarstar / 21
Malo Bueno
Wednesday, 27 de June de 2012

La última que subí un texto a esta plataforma fue en septiembre de 2011. He tenido que guardar silencio. Ha sido preferible que no se supiera donde estaba, ni en qué estaba. Una de las razones para abstenerme de publicar era defender mi posición en la dirección del Parque Cultural de Valparaíso. La otra razón ha sido la decepción creciente acerca de la deflación crítica del campo plástico. Decepción es demasiado decir. Nunca tuve muchas esperanzas; jamás abrigué el menor asomo de credibilidad sobre la seriedad y rigor de sus agentes. Salvo raras excepciones. Decepción será una palabra de transacción para explicar el porqué de un silencio táctico necesario. Además, lo que ocurra en el espacio plástico no tiene la menor relevancia en el conjunto de la producción intelectual de este período. En algún momento sostuve que algunas obras de artistas visuales habían sustituido a las ciencias sociales en su potencial crítico; las obras, entendidas como pensamientos objetuales, pensamientos visuales. La Transición Interminable hizo lo suyo. El “mejor arte político” de los años ochenta se convirtió con extrema rapidez en la nueva decoración pública, como polo extremo de la retórica de la pequeña gigante. Esta fue la medida de su polaridad escenográfica. Hoy día, los emblemas totémicos de la plástica nacional no sobrepasan la ilustratividad que buscaron denodadamente sobrepasar y terminan por sucumbir ante la teatralización operática de la industria de la memoria. De modo que la palabra decepción cumple una función de designación económica, que posterga el momento de un análisis exhaustivo.

 

 

El repliegue táctico en relación a no proporcionar informaciones sobre mi trabajo cultural explícito me llevó a concentrar el esfuerzo en una zona que denominaré escritura funcionaria. Es decir, se trata de un tipo de escritura directamente comprometida con la programación de acciones en un espacio social específico. Es una ocasión privilegiada en que se ve de qué manera el análisis de un espacio se convierte en informe de campo, el que a su vez produce jerarquizaciones y compromete la factura de ficciones que, al final de la cadena, ordenan acciones institucionales. Estas acciones, en la primera línea de contacto con las comunidades de artistas, con los públicos específicos, con las comunidades de vecinos, producen tasas mínimas de institucionalidad, destinadas a señalar momentos de acumulación, de densidad, en el seno de un espacio reticulado por el efecto estético de determinadas prácticas. Estas tasas definen el rango de ciertas innovaciones en el terreno de la metodología de intervención social que sostiene a los diversos servicios que desde el Estado ejercen su manejo sobre la vulnerabilidad social. Más aún, en una ciudad-puerto-patrimonio-de-la-humanidad.

 

Sin embargo, se ha hecho necesario hacer manifiestas ciertas posiciones que sobre las artes plásticas y mi trabajo institucional estaban en situación de retraimiento, de latencia. Si bien, entre la latencia y el retraimiento hay una corta distancia, que depende de los grados de conciencia efectiva que se debe tener sobre los procesos. Conciencia efectiva quiere decir existencia de una actitud intelectual que combina la “crueldad analítica” con elementos de realismo local que tienden a justificar el estado de cosas existente. La “crueldad” es un apelativo que emplean los operadores de segunda línea y los recaderos locales para rechazar el esfuerzo de tener que estudiar un objeto. Se manejan por el seguimiento de intereses grupales que poseen una mirada extremadamente estrecha de la realidad local. El realismo local es el resultado fatalista y conformista de dicha mirada, que se traduce en la repetición indolente de la frase es lo que hay, como si esta fuera el motivo de una condecoración. El trabajo cultural, tal como yo lo entiendo, está destinado a producir algunas modificaciones en relación a dicho estado. Por lo tanto, exige combatir las operaciones de amedrentamiento simbólico destinadas a reflejar el pequeño deseo compensatorio de los grupos-de-amigos-personales que poseen la audacia grosera de quien trans/viste sus rencores en “política pública”.

 

Apelo, entonces, a una estrategia de continuidad en mi trabajo textual y accional, de las tesis que postulé como objeto de la Trienal de Chile, en el 2009, y las tesis que sostienen el Ensayo de Encuadre para el Parque Cultural de Valparaíso, que escribí a comienzos del 2010. En el caso de la trienal había dos objetivos: desarrollo de las escenas locales y producción de archivos. Fue esa preocupación la que me llevó a insistir para que fuese Valparaíso el lugar de exhibición de la hipótesis de trabajo elaborada por Gabriel Peluffo (curador uruguayo). Esta exhibición excepcional no logró construir ninguna fortuna crítica. Este es un capítulo que algunos agentes locales deben escribir. El rango y calidad de los documentos presentados en esa ocasión, no tenían parangón. Tampoco fueron acogidos. Esta debiera ser una tarea: reconstruir las facultades locales de producción de la obstrucción. Nada ocurre al azar. Por eso, en el caso del Ensayo de Encuadre, el desarrollo de la escena local imponía la exigencia metodológica de trabajar sobre un triángulo referencial de gran magnitud, destinado a investigar/traducir el imaginario local: Palabra, Imagen y Cuerpo. En concreto, Amereida (palabra), Ivens/Francia (imagen) y La perla del Pacífico (bolero: El cuerpo de la voz).

 

Ha llegado el momento de hacer manifiesto los argumentos que sostienen esta política de encuadre. El triángulo metodológico al que hago referencia prolonga el imperativo de fortalecer las escenas artísticas locales a partir de la investigación de los núcleos simbólicos que inscriben ciertas representaciones de la corporalidad a un territorio específico.

 

Última modificación ( Wednesday, 27 de June de 2012 )

quien esta en linea
Hay 2 invitados en línea

nos han visitado desde septiembre 2005
1674820 Visitantes

ingresar al sitio
Usuario

Contraseña

Recordarme
¿Recuperar contraseña??
¿Quiere registrarse? Hágalo aquí